Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Por cuatro esquinitas de nada: la historia de Cuadradito

Valores y emociones  · 

Por cuatro esquinitas de nada: la historia de Cuadradito

Cuadradito quiere jugar con sus amigos Redonditos pero, cuando van a entrar en la casa grande, todos pasan menos él. ¡La puerta es redonda y no caben sus esquinitas!

Descubre Por cuatro esquinitas de nada, de Jérôme Ruillier, editado por Juventud.

Por cuatro esquinitas de nada es la historia de Cuadradito, un pequeño cuadrado que quiere jugar junto a sus amigos redonditos en la casa grande pero que no consigue pasar por la puerta redonda. Ninguno de sus amigos tiene esquinitas y no tiene problemas para pasar por la puerta, pero él, con sus bordes rectos no lo consigue de ninguna de las maneras. Tras buscar y descartar distintas soluciones, los redonditos encuentran la feliz solución.

¿Qué encontrarás en este libro?

Amistad

Integración

Juego simbólico

Por cuatro esquinitas de nada es una historia que habla de aceptación, de superación y de autoestima. A través de un texto breve y unas ilustraciones conceptuales pero narrativas y muy descriptivas, el cuento refleja cómo la amistad y el compañerismo consiguen superar cualquier barrera que se presente.

Una alegoría de los problemas físicos y sociales ante los que se puede encontrar una persona a lo largo de su vida, ya sea por barreras arquitectónicas o sociales. Gracias a las ilustraciones abstractas, con su geometría clara y definida, el autor consigue explicar con sencillez un problema social complejo que los niños entenderán fácilmente.

Conoce todo lo que esconde este libro y sorpréndete con las actividades que te proponemos en la caja my little book box. Una pequeña muestra de lo que te encontrarás.

 

Salamandra 5-3 230 X 50 0213

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: que libro escojo hoy, my little book box, por cuatro esquinitas de nada, Jérôme Ruillier, juventud

Comentar post