Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

¿Por qué los jóvenes rechazan los clásicos?

Jóvenes lectores  · 

¿Por qué los jóvenes rechazan los clásicos?

Por Mariona Bosch

Los clásicos de la literatura universal son libros poco populares entre los jóvenes. Habitualmente nos encontramos que los adolescentes asocian estas lecturas con el tedio y la dificultad, además, muchas de ellas suelen ser lectura obligatorias dentro del currículo escolar, lo que no ayuda mucho a hacerlas apetecibles.

Los jóvenes rechazan los clásicos por algo que tiene mucho que ver con el abandono del hábito lector durante la primera adolescencia, durante los dos primeros cursos de ESO, etapa que coincide muchas veces con la bajada del rendimiento escolar, que con la dificultad real de los textos. Los clásicos de la literatura suelen proponerse en un momento de la vida en que las personas están cambiando mucho, dejan de ser niños y sus intereses se multiplican, lo que les deja menos tiempo para un tipo de lectura que pide capacidad de concentración y atención sostenida.

¿El rechazo de los clásicos entre los jóvenes se debe a que son lecturas obligatorias o es debido a que las adaptaciones en vez de facilitar la lectura no consiguen despertar el interés de los lectores? Es probable que el problema sea una mezcla de la fama que tiene este tipo de libros junto con un hábito lector débil. El aire de erudición que rodea a los clásicos no ayuda a hacerlos atractivos (como si fueran especialmente difíciles de entender), no quedan asociados a la diversión y además, el hecho de que muchos chicos no tengan creado un hábito lector ni creado ni consolidad lo hace peor; el problema no es del clásico sino del hábito.

sancho

Se puede considerar que estas obras de la literatura universal son textos fundamentales, difícilmente sustituibles y que se debe poner en contacto a los jóvenes con estas obras, pero al mismo tiempo podemos hacer el esfuerzo de saber recomendarlos bien y presentarlos de una forma atractiva. Un primer paso podría ser quitarles solemnidad. Una colección que hace esto de maravilla es La compañía literaria, de la Editorial Saure, con variados ejemplos sobre textos que nos acercan a los clásicos, como Sancho Panza y la compañía literaria o Sherlock Holmes & Literary Unlimited, una manera original de acercar personajes célebres de la literatura en un formato moderno de leerlos.

arturo

Más que erudición o dificultad, lo que sí hace falta para leer los clásicos de la literatura es un alto nivel de competencia lectora y ésta no se adquiere sin un hábito lector previo. Muchas veces, esta competencia no se ha alcanzado todavía en edad adolescente y puede ser interesante proporcionar a los jóvenes libros cuyo objetivo sea aficionarles a la lectura, atraerles hacia aquél tema. Para ello, el texto clásico debe estar mezclado con actividades, test y juegos que quiten hierro a la lectura. Una colección que ha entendido a la perfección que podemos pasar de proponer a los jóvenes ediciones tediosas y lograr acercar estos textos con nuevas publicaciones que despierten el interés es El árbol de la lectura de Oxford University Press, con títulos como Leyendas del Rey Arturo, con una breve y amena introducción al contexto de la obra, actividades complementarias para crear, un test de descubrimiento y un taller de escritura y creación digital. Obras de antes adaptadas al lenguaje de nuestros tiempos.

Si conseguimos quitarles seriedad, solemnidad, al acto de leer, luego, podrán leer los clásicos y todo lo que quieran, habremos pasado de la competencia lectora a la competencia literaria, como dicen en el blog de El canon literario.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: libro juvenil, libros clásicos, clásicos adaptados para jóvenes

Comentar post