Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Presión en la educación

Queremos saber...  · 

Presión en la educación

Estamos acostumbrados a leer estudios europeos en los que el nivel de lectura y la competencia en matemáticas en nuestro país aparece, casi siempre, en los últimos puestos. Ante esto nos llevamos las manos a la cabeza y exigimos una educación de mayor calidad para nuestros hijos, muchas veces confundiendo calidad con cantidad.

De esta manera, ejercemos presión social, tanto en casa como en los colegios, y tratamos de que nuestros hijos aprendan de todo a edades más tempranas.

¿Es beneficioso hacer tanto hincapié en la enseñanza de habilidades como la lectoescritura o el inglés antes de los cinco años? Los expertos afirman que no. Encorsetar a los niños en unas normas rígidas como las matemáticas o la ortografía demasiado pronto, puede producir precisamente el efecto contrario al deseado, que se aburran y se desanimen, en perjuicio de su autoestima.

¿Esto quiere decir que los niños deben campar a sus anchas hasta que no estén en edad de leer y escribir? Tampoco. La idea es trabajar con juegos que fomenten la lectura, desarrollen la imaginación y la psicomotricidad y las habilidades que, de manera natural e intuitiva, se dan en los niños. Juegos y actividades que estimulen su curiosidad, trabajados en grupo para fomentar la relación con los demás niños y que les hagan pensar sobre el mundo que les rodea.

Post presión en los niñosEs por eso que muchos profesores se quejan de que rellenar infinidad de fichas conduce a los niños al aislamiento y no promueve el aprendizaje, más bien lo contrario. Y apuestan por una educación basada en juegos, cooperación y metodologías que en ningún caso constriñan la voluntad natural del niño.

Esta voluntad varía según el niño: algunos pueden sentir curiosidad por las letras y los cuentos, otros por diferentes aspectos de su vida cotidiana y otros simplemente no hacerlo. Ante esto, debemos fomentar y alentar la creatividad y la imaginación, y dejar cierta libertad para que el niño acuda a los libros de manera voluntaria cuando se le despierte el interés.

El problema, dicen los expertos, es que hemos creado la enseñanza infantil a imagen y semejanza de la primaria, un modelo creado de arriba abajo, con el conocimiento parcelado o fragmentado, cuando debería ser precisamente al revés. Comenzar a construir desde la base, con unos buenos cimientos y continuar hacia arriba de manera integral.

De esta manera vemos que las clases de infantil están plagadas de asignaturas divididas por materias y de una exigencia que muchos profesores consideran antinatural y no entienden.

Los padres debemos plantearnos todos estos problemas y pensar si no estaremos demandando una excelencia en nuestros hijos que lo que hace es precisamente perjudicarlos. No se trata de condenarles a aprender, sino de fomentar esa curiosidad innata en todos los niños. Que aprender sea un regalo y no un castigo.

Imágenes tomadas de (1) (2) (3)

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: haciendo grandes lectores, lectura, animación a la lectura, educación infantil

Comentar post

Pep

Los niños necesitan mucho juego (ojo, no mucho juguete) y mucha tradición (retahíla, canción, poesía, cuento...) en esa etapa de la vida (¡y en todas!). Recibir todo esto asentará la base precisa (memoria, atención, curiosidad...) para continuar por la senda del aprendizaje continuo de forma competente y ¡disfrutando!

Andrea

Totalmente de acuerdo, Pep.