Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Primeros cuentos para aprender y descubrir

Valores y emociones  · 

Primeros cuentos para aprender y descubrir

Por Dolores Sanmartín Bastida

Durante los primeros años de vida de un niño, los libros son un objeto, ante todo, lúdico. Las obras y cuentos para bebés y niños prelectores les divierten, a la vez que son útiles para enseñarles el mundo y la comunicación con los demás.

Gran parte de los libros que se publican para los pequeños de hasta 5-6 años son álbumes, puesto que aún no saben leer ni escribir y además las ilustraciones y el dibujo son una forma fácil e inmediata de “entrar por los ojos”. Asimismo, los cuentos dirigidos especialmente a bebés y preescolares tienen que ser atractivos y atraerles a jugar con ellos. Cuando los niños son pequeños se les puede leer historias jugando, para hacer de la lectura un tiempo divertido y, a la vez, que les sirva para explorar y descubrir el mundo que les rodea, desarrollar el lenguaje, la imaginación y la creatividad.

Estas características suelen darse en la mayoría de las obras y recursos para las primeras edades, como muestran tres libros de reciente publicación que combinan de forma ágil el aspecto lúdico con el aprendizaje. Son libros-juguete, que además les ayudan a aprender a contar, a mirar, a cantar, a conocer los números, primeras palabras y conceptos básicos, y también a identificarse con emociones y situaciones de su entorno cotidiano.

La Editorial Combel acaba de publicar ¿Jugamos a las manitas?, con texto de Mar Benegas e ilustraciones de Miguel Ordóñez, dentro de su colección “La cereza” y de la categoría de “Mis primeras palabras”. Dirigida a niños de 0 a 5 años, sus libros combinan música, lectura e ilustraciones. En este título concreto se enseña a jugar con los dedos de la mano con el cuento de una gallina que busca a sus cinco polluelos escondidos. Al terminar el cuento es posible volverlo a escuchar con música, a través de una canción que se descarga al final de la obra. Así, los niños escuchan la canción mientras juegan con las manos. Por eso, además de divertirles y enseñarles a recorrer y jugar con los cinco dedos de la mano, es útil para ayudar a los niños a despertar su gusto musical, el ritmo, y aprender a contar y nuevas palabras cantando.

Contar un cuento con las manos y los dedos es ideal para los más pequeños: se trata de una forma de oralidad muy recomendable para la narración con bebés. Al fin y al cabo, jugar con las manos es una de las primeras actividades que realiza el niño. El bebé de 6 a 12 meses repite juegos de palmitas o giros con las manos, y disfrutan viendo las imágenes a la vez que escuchan el cuento con la música. Según van creciendo irán aprendiéndose la letra: los niños de 2 a 3 años ya memorizan canciones, cuentos y rimas. Casi un libro interactivo, el texto es corto y en forma de rima, con frases directas. La encuadernación es en cartoné.   

Mi primer Mr. Men: números es un libro perteneciente a la colección de "Mr. Men y Little Miss", la colección clásica mundialmente famosa del autor e ilustrador británico Roger Hargreaves y después de su hijo Adam Hargreaves. Publicado por Ediciones del Laberinto, esta pequeña joya es ideal para los bebés y preescolares (de 0 a 3 años) para aprender los números de una forma muy atractiva y divertida. Deliciosamente sencillo, las brillantes e humorísticas ilustraciones y los vivos colores son perfectas para atraer la atención de los más pequeños y enseñarles los números del 1 al 10, a modo de álbum con ilustraciones a doble página y texto muy corto de palabras sueltas. Además, al final hay un resumen de todos los dibujos y números muy útil para fijar lo aprendido. Es una obra muy recomendable encuadernada en cartón plastificado, lo que la hace de tacto más suave para las manos delicadas de los bebés.

Por último, Emma juega fuera, de la autora alemana Jutta Bauer, subraya las emociones infantiles a través de las aventuras cotidianas de la pequeña osa protagonista, en este caso jugando en el parque. Publicado por Lóguez Ediciones dentro de la “Colección Pequeñológuez”, Emma vive situaciones y sentimientos que les resultarán cercanos a los más pequeños, con escenas de la vida cotidiana de cualquier niño con las que empatizarán y se sentirán identificados. Es un libro de cartón de tamaño adecuado para las primeras edades.  

Este cuento es para niños un poco más mayores que los dos anteriores, a partir de 1 año en adelante, puesto que se trata ya de una historia con un pequeño “argumento”, y con texto más largo de oraciones completas, aunque sencillas. A los niños de 3 a 6 años se les pueden ofrecer ya las primeras historias secuenciadas. El lenguaje es rimado, con tiernas ilustraciones muy originales y con más fondo que en los otros dos libros.

¿Qué tienen en común estos tres títulos?

Dos de ellos tienen protagonistas animales, que suelen ser los personajes favoritos de los niños de estas edades, tanto en los libros como en televisión y cine. Las figuras de Mr. Men también son, en realidad, antropomorfas. Las narraciones con animales humanizados como protagonistas suscitan en los niños simpatía y afecto.

Además, tienen lenguaje rimado, otra característica de uno de los intereses lectores antes de los 6 años: las historias rimadas, los juegos de palabras y el ritmo. En ¿Jugamos a las manitas? destaca además las canciones y la sonoridad. Introducir canciones y ritmos resulta muy atractivo e invita a participar al niño.

El formato también es similar: los tres libros tienen un tamaño reducido, adecuado a las manos de los más pequeños, y están realizados en cartón, un material resistente fácil de manejar, con tapa dura (para los bebés de pocos meses se recomiendan libros más blandos, de tela).

Y, por último, son libros ilustrados: en los libros para estas edades debe predominar la ilustración y los colores. Pararnos en detalles de cada dibujo al contar el cuento nos permite, además, utilizar las imágenes para dialogar e interactuar con el niño.

También te puede interesar:

Dolores Sanmartín Bastida

Historiadora de formación, he trabajado como Catalogadora en bibliotecas y en Análisis Documental e Investigación. Desde hace años he enfocado mi carrera al mundo de la edición (redacción y corrección de textos) en Literatura Infantil y Juvenil, tras realizar cursos especializados en este género. Colaboro como editora en Wikipedia.

Comentar post