Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

¿A qué niño no le gustan los dragones?

Valores y emociones  · 

¿A qué niño no le gustan los dragones?

Por Ana Domínguez Vizcay

Los hay enormes, diminutos, de juguete, verdes, multicolores, fieros, miedosos, mágicos, sabios, torpes… Los dragones se han paseado por libros, cuentos y leyendas desde tiempos inmemoriales. Y seguirán haciéndolo. 

Tienen un poder hipnótico. Han estado presentes tanto en la cultura occidental como en la oriental. Nos han dado grandes sustos y nos han provocado ternura, tanto en la literatura como en el cine. Es difícil cansarse de una buena historia con dragones. He leído que la palabra dragón deriva del griego, de la familia de un verbo que significa “mirar fijamente”. Se refiere a esa mirada inmóvil, inquietante, astuta, fascinante, que solemos atribuir a las serpientes.

Parece mentira que en pleno siglo XXI, rodeados de tecnología, ahora que parece que los niños se las saben todas, estos personajes mitológicos sigan ocupando un espacio en las librerías. Y en sus corazones. La cosa está que arde.

Cómo encender un dragón apagado“¿No arroja fuego? ¿Ni una triste llama? ¿Una chispita? ¿Tu dragón preferido parece una lagartija? ¡Sonríe! Encender un dragón apagado es mi especialidad”. Así arranca Cómo encender un dragón apagado, una de las novedades de Libros del Zorro Rojo, apropiado para niños entre 3 y 6 años. Una preciosa obra ilustrada en la que un pequeño héroe (que podría ser cualquiera) hará lo posible para animar a su compañero. Todo vale. Saltar sobre su barriga, hacerle cosquillas o trampas a las cartas para hacerle rabiar. ¿Quién no haría todo cuanto esté en su mano por animar a un amigo un tanto apático?

Hay que destacar su espectacular propuesta gráfica, obra de Fred Benaglia, en la que resalta el trazo grueso, la combinación de colores minimalistas y la tipografía escrita a mano, que parece chillarte desde las páginas. El texto es obra del escritor francés Didier Lévy, que tiene la capacidad de convertir lo cotidiano en mágico, gracias a su sensibilidad y humor. Para él, tiene que haber varios niveles de lectura. “Si es un buen libro para niños, debe provocar en los padres el mismo deseo que en el niño, de leer y releer”.

El dragón rojoAunque les separan 40 años, El dragón rojo del holandés Max Velthuijs, escrito en los setenta y recuperado el año pasado también por Libros del Zorro Rojo, no ha perdido en absoluto su frescura. A través de este personaje, que aparece para romper la rutina y la tranquilidad de un pueblo, nos habla de nuestra aportación social, del lugar que cada uno ocupamos en una comunidad y trata valores tan actuales como la convivencia, el respeto, la libertad o la discriminación.

Max Velthuijs, alma del famoso personaje “Sapo”, recibió en el 2004 el prestigioso Premio Hans Christian Andersen. En todos sus libros destaca una paleta de colores intensos, especialmente el verde y el rojo, y un trazo fuerte que refuerza el mensaje. “Escribo libros para niños que comienzan a enfrentarse a los problemas de la vida”, decía.

DragonarioUn título que también les encanta es Dragonario. Un catálogo de dragonas y dragones, de B de Block. Una propuesta de gran formato, colorida y muy divertida, que se aleja de los estereotipos fieros y malignos, para presentarnos todo un abanico de simpáticos dragones: el que se burla del caballero porque está harto de hacer de malo; los que escupen fuego para hacer barbacoas; los despistados que se pierden… Raquel Gu (Raquel García Ulldemolins) acompaña cada gran ilustración a página completa con unos breves textos, muy ligeros, marcados por la rima. Un libro que invita a leerlo en voz alta con los más pequeños y que enganchará a primeros lectores que arrancan.

¿por qué los dragones no usan chistera?También en versión rimada quiero señalar Por qué los dragones no usan chistera, de la asturiana Raquel Bonita y editado por Jaguar. Las ilustraciones, realizadas con la técnica de estampación, combinan finísimos colores con fondos muy blancos. Una auténtica delicia visual para acompañar una historia en la que nos desvela las mil razones por las que los dragones no usan chistera.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: libros fantasia, libros infantiles, dragones, creatividad, imaginación

Ana Domínguez Vizcay

Periodista de formación y postgrado en Marketing Digital. Hace más de una década que me muevo en el ámbito de la comunicación corporativa y el marketing editorial y he podido disfrutar de algunas experiencias como editora. Me seduce el universo de la literatura infantil, sus fondos y sus formas. Compartir un cuento con mis hijos cada noche es la guinda que me endulza el día

Comentar post

Evita Eh

Fan total de los dragones. Y mis hijos también ;)

Idoya G

Una propuesta muy interesante, sin duda.