Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

10 razones para ser un padre analógico

Queremos saber...  · 

10 razones para ser un padre analógico

Hoy quiero compartir este artículo de Cris Rowan, 10 razones por las que los dispositivos móviles deberían estar prohibidos para niños menores de 12 años (artículo original 10 Reasons Why Handheld Devices Should Be Banned for Children Under The Age of 12), publicado hace unas semanas en el Huffington Post. Hasta hoy, el artículo de Cris ha tenido un millón y medio de “Me gusta” en Facebook y ha sido compartido unas 400.000 veces en las redes sociales. Parece que hablamos de un tema interesante que preocupa a muchos padres.

Si leemos los estudios internacionales sobre el impacto de la tecnología en los niños, aparecen argumentos muy fuertes a favor de fomentar los momentos de ocio sin tecnología, como lectura conjunta, juegos en el exterior, el teatro o el deporte. Aquí os dejo un resumen de las 10 razones que Cris expone, interesantes para reflexionar después: 

1. Una exposición excesiva de un cerebro joven y en desarrollo a los dispositivos tecnológicos (móviles, tabletas, TV, videojuegos) causa déficits de atención y deterioro cognitivo, incrementa la impulsividad y reduce la habilidad para autorregularse.

2. Debido al uso excesivo de la tecnología, los niños están más tiempo sentados y sin moverse. El movimiento fomenta la atención, la falta de movimiento causa retrasos en el desarrollo y el aprendizaje infantil.

3. Por la misma razón, la televisión y los videojuegos están relacionados con el aumento de la obesidad infantil y los transtornos de alimentación.

4. El abuso de la tecnología y su presencia en las habitaciones de los niños, dificultan el sueño y el descanso nocturnos, afectando negativamente a sus resultados escolares.

5. Muchos estudios han demostrado que el abuso de la tecnología puede desembocar en enfermedades mentales como la depresión infantil, la ansiedad, desórdenes sociales, déficit de atención, desórdenes bipolares y otros problemas de comportamiento.

6. El contenido con una excesiva dosis de violencia puede causar problemas de agresividad.

7. Los niños expuestos contenidos en alta velocidad como los actuales, pueden también sufrir desórdenes de atención, problemas de concentración y memoria. Sin atención, no aprenderán bien.

8. El uso de la tecnología por parte de sus padres, reduce el tiempo de calidad con los niños, lo que incrementa el uso y abuso de estos dispositivos también por parte de los niños, a niveles cercanos a la adicción.

9. A los niños les afecta la radiación más que a los adultos, contra más dispositivos tengamos a nuestro alrededor y en nuestras casas, mayor es el riesgo de tener problemas de salud relacionados con la radiación emitida.

10. Cris Rowan lo sintetiza en que “los niños son nuestro futuro pero no habrá futuro para los niños que abusan de la tecnología”.

Todos hemos escuchado algo acerca de esto pero ver todos estos motivos juntos, en un contexto, es francamente chocante.

CEO’s de compañías tecnológicas limitan el uso de pantallas y dispositivos a sus hijos

No me toméis mal, no estoy en contra de la tecnología (más bien al contrario); pero necesitamos proteger a nuestros niños, pasa un tiempo con ellos leyendo y jugando, y no utilices dispositivos como si fueran niñeras. Curiosamente, muchos CEO’s de compañías tecnológicas limitan el uso de pantallas y dispositivos a sus hijos, tal como Nick Bilton escribe en su artículo en el New York Times Steve Jobs fue un padre analógico (ver el artículo en inglés Steve Jobs Was a Low-Tech Parent). 

La primera regla de Cris Anderson, antiguo editor y ahora CEO de 3D robotics dice: “No hay pantallas en las habitaciones. Punto. Nunca.” En lugar de esto, yo añadiría, deja en su habitación tantos libros como puedas. ¿Por qué? Sigue leyendo aquí.

Un abrazo, Sven.

Me podéis encontrar también en @boolino, @svenhuber, #SharingStories 

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: dispositivos móviles, radiaciones, niños y tecnología, acceso de niños a los dispositivos móviles

Comentar post