Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Relato gatuno

La hora del cuento  · 

Relato gatuno

Por Nuria Fontenla Lago

No os perdáis este relato gatuno, poesía infantil para La hora del cuento. Rimas y juegos de palabras para estimular la imaginación y la creatividad de los niños. Así verán la lectura como juego y diversión, no como una obligación escolar.

“U la lá, que´s que çest?

C´est mon ami le chat.

Gato, gatito, gatazo

No es un tigre no señor,

ni un gatito común, ni un remolón.

Es mi gato, sí señor!

Lord Byron de mi amor.

Donde quiera que tú estés,

Él estará, más si no cabe,

Le da igual, siempre busca

El mejor lugar donde quiera que tú vas.

 

Cerca, cerca, muy cerca está

Con su pelo alborotado de no parar.

Salta, juega y brinca sin parar,

Noche y día Voilà!

 

Exquisito en su caminar,

Muy felino en su mirar,

Sus ojos hermosos se abren

Más y más,

Hasta que no queda rincón

Sin explorar.

 

La suavidad de su pelo es tal

Que una vez que empiezas

a acariciar, no hay más remedio,

no puedes parar.

 

Te engatusa y adormece con

Su ronroneo alegre.

Y te envuelve de ternura,

Oh, qué locura!!

 

U la lá, que´s que çest?

C´est mon ami le chat.

Lord Byron, mon chat,

Es mi todo, es mi hogar.

Donde quiera que él esté,

Voilà, cést moi!

Donde quiera que yo vaya,

allí siempre estará.

 

Más qué gracioso…es particular,

Si hasta parece que habla:

Blá,blá, blá!

 

Delicado como una flor,

Pero intrépido y aventurero

Cual Willy Fog!

 

Es lo más, es mi Dios,

Por todas partes sus huellas encontrarás

marcando el rumbo hacia algún lugar

donde el Sol caliente más y más

Y la Brisa meza sus bigotes al azar,

atusando sus cabellos, Voilà!”

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: poesía infantil, cuento de carnaval, la hora del cuento

Nuria Fontenla Lago

Nuria Fontenla Lago. Madrid

Comentar post

Thomas

Maravillosa, fresca y profunda

Raquel

Cuanta magia...

Anke

Super guay, Nuria.