Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

¿Se aburre? Enséñale a jugar solo, nadie nace aprendido

Valores y emociones  · 

¿Se aburre? Enséñale a jugar solo, nadie nace aprendido

Por Sara Suberviola

¿No consigues que tu hijo se despegue de ti ni un segundo? ¿Es imposible sacar un rato para hacer tus cosas? ¿Te persigue repitiendo 'Me aburro, me aburro' cada vez que intentas que juegue solo?

Ya vimos en mi último artículo en este blog las ventajas de dejar que los niños se aburran, tanto para su creatividad como para su autonomía. Pero una cosa es saber lo que hay que hacer y otra muy distinta llevarlo a cabo.

Decirle a un niño que juegue solo no basta para que lo haga. Para que aprenda a vestirse solo tienes que enseñarle cómo hacerlo. Para que aprenda a jugar solo, también. ¿Y cómo puedes enseñarle a jugar solo?

La estrategia correcta para tu hijo dependerá de mil factores (su carácter, su edad, sus intereses, el espacio del que disponéis), pero puede que te ayuden algunas de estas siete ideas para enseñarle a entretenerse solo:

Empieza tú. Coge uno de sus juguetes y úsalo. Construye una casa, peina a una muñeca, coge un playmobil y hazlo caminar por el sofá. Si mientras lo haces vas hablando podrás facilitar su comprensión. Por ejemplo: “Bien, ya tengo las cuatro paredes de mi edificio, ahora voy a buscar las piezas para el tejado. Quiero que el tejado sea de color naranja, así que voy a buscar todas las piezas naranjas”

Anímale a que elija él otro juguete mientras tú juegas con el tuyo. Es muy probable que elija en primer lugar el mismo que tú, pero cuando haya visto cómo se juega con unos cuantos comenzará a tener su propio criterio.

Déjalo solo poco a poco. Si le cuesta estar solo, no va a aprender de un día para otro. Al principio te reclamará cada minuto y medio, y no es cuestión de ignorarlo o mandarlo de vuelta a su cuarto, sino de darle algún consejo para que logre resolver por sí mismo el problema con el que se ha encontrado. Si ya ha terminado de construir la casa, anímalo a elegir qué muñecos van a vivir en ella y a buscarle una cama cómoda a cada uno.

No hace falta que esté encerrado en su cuarto.

Para que se entretenga solo es bueno que tenga un espacio de juego en el que esté cómodo, pero no es imprescindible que te pierda de vista todo el rato. Saber que estás disponible si te necesita le ayudará a mantener la confianza. Por ejemplo, mientras preparas la cena él pude entretenerse en la mesa de la cocina haciendo un puzzle.

Piensa ¿cómo te entretienes tú cuando estás solo? Si te gusta leer, por ejemplo, puedes proponerle que él juegue a lo que quiera mientras tú lees, o que se siente a leer su propio cuento a tu lado.

Pídele que prepare el terreno de juego. Acordad a qué vais a jugar juntos cuando termines tus tareas y pídele que lo prepare todo mientras las haces. Si vais a jugar con los playmobil puede montar vuestro propio escenario mezclando elementos de distintas colecciones. O si vais a jugar a tenderos puede organizar bien todas las cosas que estarán a la venta.

Pídele ayuda. Tendemos a identificar el juego con el ocio y la diversión, pero para los niños jugar es mucho más que eso, es su manera de aprender a comportarse en el mundo. Si les pides que te ayuden con alguna tarea que tienes que hacer, además de tenerlos entretenidos sentirán que están haciendo algo útil. Por ejemplo, puedes pedirles que te ayuden a buscar entre la ropa limpia las parejas de los calcetines. O que te echen una mano a hacer la lista de la compra.

Sugiérele que haga cosas pero no le digas cómo. Por ejemplo, que construya un refugio secreto con cojines, toallas y mantas. O que cree una máquina que sirva para lo que él quiera con cosas recicladas, y luego te explique bien para qué sirve y cómo funciona.

Cuentos recomendados para aprender a jugar solo:

libros

De la A a la Z: Para divertirse con las letras e inventar palabras.

¡Qué aburrimiento!: Un álbum ilustrado para trabajar la paciencia y el descubrimiento.

Los osos amigos: ¡No te pierdas el descubrimiento de Pelopincho!

Juegos divertidos en educación primaria: Con actividades clasificadas en función de las habilidades que trabajan especialmente y de las aptitudes que ayudan a potenciar.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: libros creativos, creatividad

Sara Suberviola  ·  Te invento un cuento

Sara Suberviola es licenciada en Periodismo y Filosofía. Con una década de experiencia en el ámbito de los medios de comunicación y la formación, actualmente es la responsable de la editorial Te invento un cuento, especializada en cuentos personalizados para niños y adultos.

Comentar post