Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Un clásico para primeras edades

Valores y emociones  · 

Un clásico para primeras edades

Por Dolores Sanmartín Bastida

Los cuentos clásicos infantiles no pasan de moda y siempre gustan a cada nueva generación de niños. Muchos de ellos adaptan a cada etapa y desarrollo infantil la historia y el formato del libro. Existen incluso colecciones de cuentos clásicos adaptados para los primeros meses y años de vida.

Nunca es pronto para introducir un libro a un niño: en los primeros encuentros de los bebés con los libros, éstos estimulan su desarrollo lúdico, educativo y afectivo, y son un instrumento de transmisión e intercambio de sensaciones, sentimientos y de comunicación, a través primero del lenguaje de las ilustraciones y de la escucha de la lectura oral del adulto. Y para los que ya están aprendiendo a leer y escribir, los libros les permiten descubrir el lenguaje de los textos y acceder así a nuevos mundos y conocimientos.   

Los cuentos clásicos no tienen la mayoría un autor conocido y son relatos de la cultura popular, de tradición oral de siglos atrás recopilados -y adaptados- por autores como los Grimm o Charles Perrault (hay otros con autoría concreta, como los de Oscar Wilde o Andersen), y con múltiples versiones. Los tres cerditos es una fábula cuyo origen tampoco está claro, publicada por primera vez en Inglaterra a mediados del siglo XIX en libros de fábulas, y adaptada al cine en 1933 por Walt Disney. Es un cuento sencillo donde se enseñan los valores del trabajo y el esfuerzo, y cuya popularidad se debe también a que resulta muy apropiado para leer a los más pequeños en voz alta. Los cuentos pueden llegar al niño de forma directa para que los lea por sí mismo, pero el primer acercamiento a estas historias suele ser a través del adulto y la oralidad.

micuento3

Tenemos tres versiones recientes distintas de este clásico imperecedero para primeras edades y niños mayores de 1 año: antes de esa edad son más adecuados los libros blandos, de tela o plástico, que pueden manipular sin hacerse daño, o sumergibles en agua, para jugar, tocarlo, acercarlo a la boca, girarlo, lanzarlo; un libro para los bebés es un juego de exploración sensorial.  

De la editorial de cuentos personalizados MI CUENTO y su colección “La cigüeña” -aunque dirigida a niños de 0 a 3 años, es más adecuada para prelectores y primeros lectores de 3 a 6 años-, destaca Los tres cerditos, con unas divertidas ilustraciones y diversos elementos personalizables: el color de piel y pelo del niño, su ciudad, los nombres de cada cerdito y del familiar que lee el cuento, una dedicatoria o una foto. Lo más original es que el niño ve escondido el cuento en el propio cuento: no es uno de los tres cerditos, sino que es testigo de lo que les pasa. Otra moderna novedad es que el cerdito mayor y más trabajador es una chica.

jaguar3

El lenguaje es rimado: en los libros para primeras edades son adecuadas las rimas, repeticiones y canciones, que acentúan la sonoridad y musicalidad del texto y provocan la participación activa del niño en la lectura en voz alta. El niño protagonista aparece dibujado escondido en cada ilustración, así que podemos jugar con él “a buscarse” dentro de cada imagen, por lo que también hace la función de libro-juguete, para familiarizar a los niños muy pequeños con los libros como algo lúdico. El libro se imprime en tapa dura y plastificada, resistente, con un tamaño mediano (los de bebés son de tamaño pequeño).

Otra versión para primeras edades es la de Ediciones Jaguar, de su “Colección Clásicos”. Una adaptación estilo álbum, con tamaño mediano, 24 páginas e ilustraciones de colores pastel y suaves. La caracterización de los cerditos es más moderna y con un estilo humorístico que estimula la identificación afectiva con el niño. La encuadernación es de tapa dura en cartoné, y puede convertirse en un libro-juego al buscar la mariquita escondida dentro de cada ilustración.

panini3

Y de la editorial Panini Books tenemos otra versión, en la colección Cuentos para bebés, que es más adecuada para un público menor que las dos anteriores, de 0 a 3 años. Con menos número de páginas, 11, las ilustraciones, muy tiernas, tienen escenas con poco fondo y más estáticas, y los personajes son de trazo más infantil; el lenguaje es más sencillo, con texto corto, y el tamaño del libro es pequeño. Además, como novedad en la propia historia, incluso aparecen al principio los papás de los tres cerditos.

 

¡Y a disfrutar el triple con el ya clásico: “Soplaré y soplaré…”!

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: clásicos, libros para bebés, los tres cerditos

Dolores Sanmartín Bastida

Historiadora de formación, he trabajado como Catalogadora en bibliotecas y en Análisis Documental e Investigación. Desde hace años he enfocado mi carrera al mundo de la edición (redacción y corrección de textos) en Literatura Infantil y Juvenil, tras realizar cursos especializados en este género. Colaboro como editora en Wikipedia.

Comentar post