Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Una jirafa con leotardos

La hora del cuento  · 

Una jirafa con leotardos

Por Choni Fernández

Todo sucedió cuando unos papeles cayeron del cielo justo encima de Cornelia, la jirafa, mientras comía tranquilamente en la sabana africana su dosis de hojas mañanera. Los papeles hablaban sobre lo bueno que es hacer deporte.

Fue todo un acontecimiento.  Así se lo contaba Guampú, el mejor cazador de piruletas voladoras (esta es otra historia que ya contaré, si me deja Guampú) a su sobrino Chimbá.

- ¿Cornelia, la jirafa, sabe leer?

- ¡Claro que sí! Cuando terminó de leer todos los papeles, se dispuso a empezar su primera clase de gimnasia, con unos estupendos calentadores de colores que le habían regalado. Y tan entusiasmada estaba que no vio a Rodolfo, el rinoceronte, que tras leer todos los papeles quiso practicar fútbol, eligiendo como balón un enorme  mango.

- ¿Un mango como balón? Tendrá que merendar mucho antes de ponerse a jugar, porque si le entra hambre… le durara muy poco el balón. ¿Alguien eligió el tenis?

- Si, por supuesto, las hermanas Risa floja

- ¿Quiénes son las hermanas Risa floja?

- Un par de hienas. Al baloncesto decidió jugar Tomaso, el mandril. La pelota que utilizó fue un coco, y él mismo driblaba, reboteaba, se la pasaba de una rama a la siguiente, y hasta consiguió meter un par de triples.

- ¿Y que utilizaba como canasta?

- No había canasta. Él opina que lo que realmente practica bien podría llamarse… cocorrama, pero no le gusta el nombre, prefiere seguir llamándolo baloncesto.

-¿Qué es el cocorrama?

- El cocorrama consiste en pasar el coco de una rama a otra, y como Tomaso es tan rápido puede hacerlo el mismo sin necesidad de otro jugador.

- ¿Los papeles hablaban sobre esgrima, patinaje o atletismo?

- En efecto. Sólo que el patinaje aún no tiene seguidores. Y la Esgrima… ¿Sabes lo qué es la Esgrima?

- No exactamente, ¿me lo puedes explicar por favor?

-En la Esgrima hay un tiempo determinado donde dos oponentes, utilizan el arte del florín (una espada muy, muy finita) para intentar tocar al otro. En la Esgrima tiene la exclusiva  Gertrudis, el flamenco, quiere aprender todo sobre este Arte.

- ….

- Utiliza su largo pico como florete… y es difícil vencerla en duelo.

-  ¿Y por qué es difícil?

- Es muy sencillo, su pico es muy largo, y no permite acercase demasiado… de todos los que lo han intentado nadie lo ha logrado.

-Tendrían que intentarlo más veces, cuando algo es difícil si lo haces muchas veces se hace fácil.

- Eso es cierto, además lo importante de los deportes es pasártelo bien y participar, aprender y disfrutar viendo lo bien que lo hacen todos.

- ¿Y el atletismo? Seguro que ha sido el guepardo quien lo ha elegido, para eso es el animal más veloz de la tierra.

- Pues no, aunque eso que dices es cierto. El guepardo decidió que lo suyo era el yoga. Se les puede ver muchas mañanas, al amanecer, a la jirafa y al guepardo, juntos haciendo ejercicio para estar sanos.

- ¿Qué es el yoga exactamente?

- Pues… el yoga son unos estiramientos que combinados con la respiración te mantienen ágil y te relajan mucho. Es una disciplina que tiene su origen en la India, y es muy, muy, pero que muy antigua.

- ¿Y cómo se llama el guepardo?

- Ramón. Y juntos, Ramón y Cornelia, toman té con pastas.

- ¿Cornelia sabe cocinar?

- No, de eso se encarga Amaya que es una estupenda cocinera. Pero como está a régimen, ella nunca se queda a tomar el té.

- ¡Vaya!.... Pero…. ¿Quién es Amaya?

- Amaya es un hipopótamo, en concreto es la madre de Carolo, un pequeño hipopótamo que se va a apuntar a clases de natación. El también quiere mantenerse en forma.

-¿Quién le va a enseñar a nadar?

- Su madre no puede, es cocinera y tiene muchos encargos…  pastas para la hora del té, bocadillos para las reuniones de los monos, cocido madrileño para papa hipopótamo que le encanta…. A Carolo le enseñará a nadar Aurelio, el cocodrilo.

- ¡Se lo va a zampar!

- ¡Pues claro que no! Aurelio es vegetariano. Sólo come judías verdes, arroz blanco y calabacines a la plancha. ¡Le encantan los calabacines a la plancha!  Y bebe mucho, mucho te. Por eso de vez en cuando se reúne con Ramón y Cornelia.

- Que curiosos son estos animales…

- Para curiosa Micaela, la araña que toca la flauta.

- Claro, le debe ser fácil, con tanta pata…

- Bueno, a veces se equivoca, precisamente porque se le enredan las patas. Y cuando tiene que tocar el Mi es Fa, y cuando debería ser un Sol ella hace un Re. Lo importante es que disfruta haciéndolo, y lo sigue intentado para hacerlo mejor. También está Tristón, el león que recita poesía.

- ¿Un león poeta? Nunca me lo habría imaginado.

- Si, es muy romanticón el muy simpaticón.

-¿Podrías recitarme alguna poesía que haya escrito?

- Ejemm…. voy a ver si recuerdo….

 

                               Esta mañana he madrugado.

                               ¡Aurelio me ha despertado!

                               Con un rugido le he dicho

                               que se fuera a molestar a otro bicho.

                               Y así de contento se ha ido riendo

                               a despertar a Camelia

           que también estaba durmiendo.

 

- ¿Te ha gustado?

- Ya lo creo. Es una poseía preciosa, muy divertida. Pero… sigo sin saber de dónde sacó los calentadores Cornelia.

- La madre de la familia de suricatos, casualmente, estaba haciendo unas bufandas a los niños. Se enteró que su amiga jirafa estaba aprendiendo a hacer gimnasia y decidió hacerle unos.

- Ummmm...

- ¿Y de dónde sacó la lana? No te he oído que mencionases ninguna oveja.

- Es que ni las bufandas, ni los calentadores están hechos con lana.

- ¿Ah no?

- ¿Recuerdas que te hablé de Micaela, la araña?

- Ajá.

- Pues Micaela, además de tocar maravillosamente la flauta, hace unos estupendos ovillos de seda de colores.

- ¿Seda de colores? ¿Cómo puede ser eso?

- Porque le encanta comer gominolas, según el sabor de las gominola que coma ese día, la seda sale de un color o de otro.

- ¡Fantástico!

- Limón: amarillo; Fresa: rosa; Naranja: naranja; Regaliz: negro…

- Yo no sabía que las arañas comían gominolas.

- …

- ¿Y?

- NI yo tampoco. Jajajaja. Me lo he inventado tooooooodo.

- ¿Pues sabes lo que te digo? Que mañana me tendrás que contar una nueva historia… y si no me gusta…  Le diré a Tomaso que juegue contigo al cocorama Jajajaja.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: la hora del cuento, cuentos infantiles

Choni Fernández

Choni Fernández  ·  Me gusta este libro

Nací en Madrid, me licencié en Antropología Americana, y he colaborado en revistas como Historia y vida, o Revista de Literatura. Primeras Noticias, En la actualidad lo hago para Clij. Revista de literatura infantil y juvenil.

Comentar post