Resultados de búsqueda

Corimbo

Libros para niños de 0 a 3 años, con las palabras: Corimbo

CENICIENTA

Kimiko

CENICIENTA

Cenicienta Un libro teatro para que los más pequeños se emocionen con uno de los mejores cuentos de Charles Perrault. A partir de 2 años

15,00 €

Ver libro

MI VALLE

Claude Ponti

MI VALLE

En un valle enorme y muy bonito viven los Tuims. Si seguís bien el mapa, podréis ver crecer los árboles-barco. Si os gustan los laberintos, id al bosque del niño perdido. Juntaos, también, con Soiota y Esmargula....

19,50 €

Ver libro

AQUEST ÓS, NO!

AQUEST ÓS, NO!

En Kim es posa l'abric de pell per anar a casa de la seva tieta Berta. Pel camí, un ós veu en Quim i es pensa que és el seu cosí Julius. L'ós convida en Quim a la ...

14,00 €

Ver libro

EL LOBO

Kimiko

EL LOBO

Este pequeño lobo es el rey del bosque sentado en su orinal. Le encanta asustar a todo el mundo. (Libro animado con una sorpresa en cada página).

11,00 €

Ver libro

3-6 años

Unas gafas para Rafa

Unas gafas para Rafa

es una forma estupenda y natural de enseñar a los niños que las gafas (o calquier otra cosa) son necesarias para algunas personas, y no deben ser motivo de distinción. 

Ver libro

PAPA! - CARTONE

Philippe Corentin

PAPA! - CARTONE

En la cama, leyendo. Enseguida, durmiendo. Pero de repente... Se oye un enorme grito. ¡Papá!... una historia de monstruos muy especial.

11,00 €

Ver libro

Piojos!

Stephanie Blake

Piojos!

El conejito Simón está enamorado de una compañera de clase: Lea. El problema es que a Lea le gusta Mateo. Simón está MUY celoso, sobre todo cuando Mateo le da un beso en la mejilla a Lea. Todo cambia el ...

11,00 €

Ver libro

SUPERCONEJO

Stephanie Blake

SUPERCONEJO

Había una vez un conejito que se tenía por un superconejo. Cuando su mamá, por la mañana, le decía: '¡Levántate, conejito!', él respondía: 'Mamá, yo no soy un conejito, ¡soy Superconejo!'. A partir de 3 años

11,00 €

Ver libro

3-6 años

Unas gafas para Rafa

Unas gafas para Rafa

estas cajas me llamaron la atención desde que conocí de su existencia, pero hasta hace poco no me decidí a pedirlas, porque me parecía que C aún era pequeña para poderlas disfrutar.   

Ver libro